martes, 5 de octubre de 2010

Importancia de la ecologia para la conservacion del ambiente

ECOLOGIA.

La ecología es la ciencia que estudia las relaciones existentes entre los seres vivos y el medio en el que viven. Etimológicamente se dice que la ecología es el estudio del patrimonio natural de nuestro planeta. Que es nuestra casa; y por patrimonio se toma a todos los bienes o componentes integrantes de la naturaleza y las interacciones que se establecen entre los mismos.  
Así pues, estudia la relación entre el hombre y su medio, la Tierra, un gran almacén que proporciona recursos materiales de todo tipo: agua, oxigeno, minerales, madera, alimentos…, todo cuanto es precioso para vivir.
Pero no solo se dedica a la descripción de los fenómenos naturales, sino que va más allá.
Desde épocas muy remotas, el ser humano requirió tener conocimientos del medio en el que se desenvolvía. Esto quiere decir que debía saber que tipo de planta y animales eran buenos para comer y cuales no. También debía saber cuando era el tiempo de lluvias y cuando el tiempo de sequia o el de frio, así como el de calor.
La preocupación por el medio ambiente ha ido en aumento y se han creado asociaciones y organismos dedicados a su estudio y protección, así como se han firmado algunos tratados y protocolos entre diversos países con el fin de proteger las especies amenazadas y limitar la emisión de productos nocivos.
En 1946, fue creada en EE. UU la Comisión de Energía Atómica, para supervisar el desarrollo del uso pacifico y militar de la energía nuclear.
Uno de los aspectos estudiados por la Ecología, en la actualidad es la forma en la que las actividades humanas impactan sobre la relación que establecen los seres vivos y su ambiente o la restauración ecología de ambientes que han sido perturbados por la acción del humano.



¿Porque la Ecología es necesaria para la conservación del ambiente?

Los objetivos principales de la ecología son, en primer lugar, el estudio de los componentes y factores que inciden en los diferentes ecosistemas a fin de eliminar o paliar al máximo los riesgos que el desarrollo de las actividades humanas implica en la evolución de los mismos y, en segundo lugar, la concienciación de los individuos respecto al grave peligro de una explotación irracional de la Tierra.

El mundo científico, sensibilizado y preocupado en preservar este gran ecosistema llamado Tierra, ha renovado en los últimos años la vigencia de la Historia Natural y las Ciencias Naturales, si bien deben intensificarse las investigaciones que recaben información sobre lo ocurren en el medio ambiente y las encaminadas a encontrar soluciones alternativas ecológicamente idóneas (energía no contaminantes, depuración y racionalización de las aguas, protección y métodos de desarrollo de las especies en extinción, reciclaje controlado de residuos, etc.) utilizando para ello una  tecnología avanzada como, por ejemplo, la teledetección o la ingeniería genética.

La flora y la fauna son también objetos de especial atención por parte de la ecología.
Ellas constituyen factores muy importantes para el equilibrio del sistema al cual pertenecen pero también su conservación camina en paralelo a la propia supervivencia del hombre. No solo deben ser salvadas especies atractivas como el rinoceronte de Java, la foca monje mediterráneas o la orquídea de Colombia, sino también la hormiga negra de los pantanos, la salamandra ciega de Texas o la araucaria de Chile.

En general, el hombre urbano asocia bienestar y naturaleza y procura que una porción importante de su tiempo libre se desarrolle en contacto con esta. Si la humanidad acepta concienciarse de la realidad variara su mentalidad frente a la naturaleza. Ello comportara que la Tierra ya no sea considerada como un pozo sin fondo de beneficios para el ser humano sino como un sistema vivo que precisa cuidados y protección.
Las alteraciones en la superficie del planeta a manos del hombre se han intensificado tan rápidamente en ritmo y extensión que científicos y organizaciones se han lanzado a una denodada lucha por limitar las proporciones del pacto humano sobre el sistema terrestre. Cada vez se incrementan el número de países con una legislación que regula la ejecución de estudios de impacto ambiental. Es decir se obliga a investigar los efectos que  la ejecución de determinados proyectos y actividades puedan tener sobre el medio ambiente.
Sin embargo, se debe reconocer que el hombre, como parte integrante de la Tierra, no ha sido ni será ajeno a su evolución y que su interferencia forma también parte del orden natural.

Toda clase de formaciones vegetales, que son vida y constituyen fuentes de vida, aparte de ofrecer múltiples utilidades como materias primas energéticas o industriales, están desapareciendo de muchos escenarios del paisaje terrestre.
A causa, básicamente de la incontrolada e impresora acción humana, la mancha de verdor, otro dominante en todos los continentes, se pierde día a día. Las estadísticas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza sitúan en unas 40,000 las especies directamente amenazadas, mientras las causas del mal adoptan mil y una formas, como las algas toxicas marinas que amenazaban el mar mediterráneo en 1992.

Los problemas que conducen a la destrucción del medio son muchos, pero pueden agruparse en tres zonas concretas:

- Las selvas tropicales
- Las regiones secas
-Los países industrializados

La ecología también se divide en otras ramas, para su estudio, como son la ecología humana, la sinecologia, la ecología de poblaciones y otras.
Toda la vida en el planeta y nuestra propia vida dependen del equilibrio de todos los seres vivos con su medio ambiente.
El rompimiento del equilibrio natural existente entre determinados seres vivos y su hábitat lleva a la extinción de muchos de ellos. Por ello es muy importante que el hombre tenga conocimiento acerca de los procesos ecológicos.

La importancia actual de la ecología es la conservación del planeta como lo hemos conocido, así mismo el hombre ya que parece ser que el común de la gente que vive en las sociedades industriales ha perdido de vista la posibilidad de disfrutar de la naturaleza. La ecología para su estudio se suele dividir en autoecologia. La autoecologia se ocupa del estudio del organismo o de la especie individual.
Por lo regular se concede importancia a las historias y los comportamientos biológicos como medio de la adaptación al mundo circundante y la ginecología se ocupa del estudio de los grupos de organismo que están asociado unos con otros formados una unidad.    

Entonces, podemos concluir que:

La ecología es necesaria para la conservación del medio ambiente porque gracias a esta ciencia podemos concienciarnos acerca del mal que le provocamos a nuestro planeta y con sus conocimientos aprendidos pues nos brinda mayor información de cómo podemos evitar que exista un desequilibrio ambiental o podría decirse una crisis ambiental.
A parte también trata de formular, inventar o crear ideas para evitar tanto daño hacia nuestro planeta por medio de métodos o con la ayuda de asociaciones que  brindan su ayuda o cooperación para nuevas técnicas o una nueva tecnología que no dañe tanto el medio ambiente.
Claro que también debemos poner de nuestra parte para no seguir contaminando nuestro medio ambiente que es como nuestro hogar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada